Directrices de la OMS sobre actividad física y hábitos sedentarios

A finales de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó las directrices sobre la actividad física y hábitos sedentarios, y estableció como recomendación la práctica de, al menos, entre 150 y 300 minutos semanales de actividad aeróbica moderada para personas adultas y una media de 60 minutos diarios para niños y adolescentes. 

Toda actividad física cuenta: desde los desplazamientos al lugar de trabajo, hasta las actividades deportivas e incluso las tareas domésticas, como limpiar la casa o ir a hacer la compra. En este sentido, un metanálisis publicado en la revista “British Journal of Sports Medicine” publicado en diciembre de 2020 analizó cuánto ejercicio se necesita hacer para contrarrestar los efectos negativos del sedentarismo.

Una de las principales conclusiones de esta revisión evidenció que «un mayor tiempo de sedentarismo se asocia con una mayor mortalidad en los individuos menos activos» y que se necesitan aproximadamente 30 o 40 minutos de actividad física de intensidad moderada a vigorosa para tratar de contrarrestar 10 horas de sedentarismo, como puede ser al estar en el sofá o sentados en una silla durante el trabajo. 

Para llevar a cabo este metanálisis, los autores incluyeron un total de nueve estudios procedentes de cuatro países y realizaron un seguimiento de 44.370 hombres y mujeres durante varios años. 

Por esta razón, los autores subrayan que las personas que pasen una gran cantidad de tiempo sentadas debido a su trabajo o al transporte «deben aspirar a alcanzar el nivel superior recomendado de 150 a 300 minutos por semana».

El sedentarismo puede incrementar el riesgo de padecer enfermedades como diabetes de tipo 2, cardiopatías, obesidad o cáncer, por lo que es fundamental mantener un nivel físico activo, sobre todo en el caso de los niños y adolescentes.

Como recuerda la OMS, estos grupos de población «deben limitar el tiempo que dedican a actividades sedentarias, especialmente el tiempo de ocio que pasan delante de una pantalla».

Por tanto, hay que mantener un estilo de vida saludable que contemple la práctica de actividad física y que incluso puede incluir actividades como subir las escaleras, bailar, caminar o montar en bicicleta.


'Directrices de la OMS sobre actividad física y hábitos sedentarios' no tiene comentarios

¡Se el primero en comentar el artículo!

¿Quieres compartir tu opinión?

Tu email no será publicado.

 

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

ACEPTAR
Aviso de cookies
X