Crisis de ansiedad

Una crisis de ansiedad es una respuesta repentina de miedo o malestar intenso. Deberá buscar cualquiera de los siguientes signos y síntomas:

-Aumento de las pulsaciones y dolor de pecho no opresivo.

-Sensación de ahogo.

-Rigidez en piernas y brazos o sensación de hormigueo.

-Dolor abdominal.

-Sudoración excesiva.

Qué hacer:

-Aísle a la víctima del entorno estresante.

-Intente relajar a la víctima con respiraciones calmadas y sucesivas, tomando el aire por la nariz y expulsándolo por la boca.

-Tranquilice a la víctima indicándole que la situación se va a controlar si sigue los consejos. Si tiene una bolsa, haga que respire dentro de ella.

-Hable en tono bajo procurando mantener un ritmo que no aumente el nerviosismo de la víctima.

-Valore la rapidez del pulso, número de respiraciones y dolor.

-Facilite intimidad a la víctima.

-Obtenga información de lo ocurrido. Mantenga la calma y pida ayuda al Servicio de Urgencias 112.

Qué NO hacer:

-Hacer gestos o aportar estresores a la escena que pudieran aumentar la crisis.

-Dar bebidas o alimentos excitantes (café, bebidas de cola, chocolate, té, las bebidas «energéticas» son algunos productos de consumo habitual que pueden aportar excitantes suficientes para desencadenar una crisis de ansiedad).

-Juzgar el por qué de la crisis de ansiedad de la víctima.

 

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

ACEPTAR
Aviso de cookies
X