2

El día después del examen EIR 2014

Para los 17.382 aspirantes a una de las 961 plazas de Enfermería Interna Residente, ayer era el día más importante y esperado. La media de este año es de 18 aspirantes por plaza. A partir de las 16:00 horas y durante 4 horas las enfermeras y enfermeros se tenían que enfrentar a un cuestionario con 180 preguntas, más 10 de reserva. En esta edición había 20 preguntas más. Para el examen se habían designado 48 centros en 21 localidades, en los que se constituyeron 554 mesas de examen. La ejecución y desarrollo de la prueba se realizo gracias a 60 delegados de centro, 490 interventores de mesa y 1.030 vocales.

EIR2014-1

Enfermería Blog ha hablado con dos aspirantes EIR que muy amablemente nos han explicado sus sensaciones. Núria, enfermera de Barcelona, nos explico al salir del examen su experiencia: “En general no era muy difícil”. “Hemos empezado un poco tarde. Otras compañeras decían que el examen era asequible y más fácil que el año pasado”. “Ahora toca esperar las listas”. “Muchas respuestas las sabia y eso anima, en algunas dudaba y las he dejado en blanco”.

Marta, enfermera de Madrid, también nos explico al salir del examen sus sensaciones: “Era como me esperaba, muy parecido a los simulacros”. “No tenía nervios”. “Muchas de las preguntas eran parecidas a los simulacros que había realizado”.

EIR2014

Las sensaciones de las enfermeras y enfermeros después de realizar el examen han sido muy buenas. La gran mayoría  no se han encontrado un examen con gran dificultad. Hay que tener en cuenta que si el examen es fácil, lo es para todos los aspirantes. La próxima fecha marcada en la agenda de los aspirantes EIR 2014 es la exhibición de las plantillas de respuestas correctas, a partir del 10 de febrero de 2014.

Ya solo queda desearos los máximos aciertos posibles. ¡Todo esfuerzo tiene su recompensa!

 


'El día después del examen EIR 2014' has no comments

¡Se el primero en comentar el artículo!

¿Quieres compartir tu opinión?

Your email address will not be published.

EnfermeríaBlog ©