Donación de sangre

La donación de sangre es un acto sencillo, seguro, nada doloroso, y asistido por profesionales especializados en todo momento. Para el donante, no comporta ningún riesgo pero, en cambio, para enfermos de todo el territorio, puede suponer avanzar en su proceso de curación.

La transfusión de sangre o de sus derivados se ha convertido en una parte imprescindible en la actual asistencia sanitaria. El incremento de la esperanza de vida, la creación de unidades de medicina intensiva, y las necesidades importantes y constantes de algunos enfermos, antes considerados irrecuperables, hacen que la demanda de sangre sea creciente.

La sangre es un tejido formado por varios elementos con características y funciones diferentes, de ahí que se transfundan por separado a enfermos diferentes. En consecuencia, una única donación de sangre puede beneficiar a más de un enfermo.

Las donaciones de sangre se fraccionan para obtener esencialmente tres productos: concentrados de hematíes, concentrados de plaquetas y plasma.

Puede donar sangre cualquier persona sana entre 18 y 65 años que pese más de 50 kilos. Es preciso tener este peso mínimo, porque en cada donación se recoge una cantidad estándar para todos los donantes(450 ml).

Se recomienda que las mujeres donen sangre un máximo de tres veces al año y los hombres, un máximo de cuatro, siempre respetando un intervalo de dos meses entre donación y donación.

A diferencia de un análisis de sangre, cuando hacemos una donación no es necesario estar en ayunas. Incluso es recomendable haber tomado una comida normal.

Tanto para la seguridad del donante como del receptor, se realizan una historia clínica y una serie de pruebas antes de la donación. Después se analiza la sangre.

Debes donar sangre:

-Si tienes entre 18 y 65 años y pesas más de 50 kilos.

-Aunque hayas padecido hepatitis antes de los 12 años.

-Aunque no estés en ayunas.

-Aunque tengas el colesterol elevado.

-Aunque tomes alguno de los medicamentos más frecuentes.

Puedes donar hasta 3 veces al año si eres mujer y hasta 4 si eres hombre.

El primer paso para valorar si es conveniente realizar una donación de sangre es contestar un cuestionario orientado a detectar cualquier posible factor de riesgo. Las preguntas de este documento vienen determinadas por ley y su objetivo es velar por la seguridad del donante y del futuro receptor.

donación de sangre

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional