Crisis de ansiedad

Una crisis de ansiedad es una respuesta repentina de miedo o malestar intenso. Deberá buscar cualquiera de los siguientes signos y síntomas:

-Aumento de las pulsaciones y dolor de pecho no opresivo.

-Sensación de ahogo.

-Rigidez en piernas y brazos o sensación de hormigueo.

-Dolor abdominal.

-Sudoración excesiva.

Qué hacer:

-Aísle a la víctima del entorno estresante.

-Intente relajar a la víctima con respiraciones calmadas y sucesivas, tomando el aire por la nariz y expulsándolo por la boca.

-Tranquilice a la víctima indicándole que la situación se va a controlar si sigue los consejos. Si tiene una bolsa, haga que respire dentro de ella.

-Hable en tono bajo procurando mantener un ritmo que no aumente el nerviosismo de la víctima.

-Valore la rapidez del pulso, número de respiraciones y dolor.

-Facilite intimidad a la víctima.

-Obtenga información de lo ocurrido. Mantenga la calma y pida ayuda al Servicio de Urgencias 112.

Qué NO hacer:

-Hacer gestos o aportar estresores a la escena que pudieran aumentar la crisis.

-Dar bebidas o alimentos excitantes (café, bebidas de cola, chocolate, té, las bebidas “energéticas” son algunos productos de consumo habitual que pueden aportar excitantes suficientes para desencadenar una crisis de ansiedad).

-Juzgar el por qué de la crisis de ansiedad de la víctima.

EnfermeríaBlog ©