Recogida de orina

El método de obtención de las muestras de orina depende del tipo de análisis que se pretenda realizar, ya sea un estudio macroscópico, microscópico, físico-químico, bacteriológico… La mayor parte de las determinaciones son realizadas en el laboratorio, pero hay algunas que puede ser efectuadas por las enfermeras.

Recogida simple:

Es el método habitual de obtención de muestras de orina, usado para practicar los análisis comunes de determinación de sustancias, pH, gravedad específica…

Consideraciones de enfermería:

-La muestra de orina de “toma limpia” se lleva a cabo recogiendo la orina a mitad de la micción. Los hombres y los niños deben limpiarse la cabeza del pene. Las mujeres y las niñas deben lavar el área entre los labios de la vagina con agua jabonosa, enjuagar y secarla bien. Se debe dejar caer en el inodoro una pequeña cantidad de orina antes de tomar la muestra. Luego, se recoge la muestra de orina en un recipiente limpio que posteriormente se aparta del chorro de orina. Finalmente, se debe tapar e identificar el recipiente.

-Con los bebés, se debe lavar completamente el área alrededor de la uretra y abrir una bolsa colectora de orina (bolsa plástica con una cinta adhesiva en un extremo) y colocar la bolsa sobre el bebé. A los niños se les puede introducir todo el pene dentro de la bolsa y pegar el adhesivo a la piel; a las niñas se les adhiere la bolsa sobre los labios mayores. Se debe colocar el pañal de la manera usual sobre la bolsa asegurada.

-Conviene obtener la muestra de la primera orina de la mañana, porque está más concentrada.

Método estéril

Las muestras deben tomarse con este método para garantizar que no estén contaminadas, siendo imprescindible cuando se pretende hacer un análisis bacteriológico o urocultivo. Si no es posible contar con la cooperación de la persona, puede ser necesario efectuar un sondaje urinario para efectuar la toma.

Consideraciones de enfermería:

-La muestra se obtiene de la primera orina de la mañana, ya que así pueden obtenerse recuentos bacterianos más elevados.

-Si se cuenta con la colaboración de la persona afectada, debe instruirse acerca del método de lavado de manos y de limpieza del meato uretral con solución antiséptica, siempre actuando desde el centro hacia la periferia.

-Una vez desinfectada la zona genital, la persona inicia la micción y desecha el primer chorro y continúa orinando en un recipiente estéril.

-El recipiente debe cerrarse sin tocar el interior de la tapa, etiquetarse y enviarse al laboratorio.

-Con los bebés se limpia y se seca el área genital y luego se adhiere la bolsa colectora para recoger la muestra de orina. Si al adulto le piden que recoja la muestra de orina, debe asegurarse que el dispositivo de recolección esté bien ajustado para prevenir filtraciones. Después de que el bebé ha orinado, se transfiere la orina (al menos 20 cc) a un recipiente estéril.

EnfermeríaBlog ©