Peritonitis

La peritonitis es una inflamación del peritoneo, la membrana serosa que reviste la cavidad abdominal. Casi siempre se produce por la invasión bacteriana ocasionada por la perforación o ruptura de un órgano dentro del abdomen ( por ejemplo, la perforación de una úlcera, de un divertículo, el apéndice cecal o la vesícula biliar). También se puede producir por una fuga o contaminación en el curso de una intervención abdominal, o bien por una infección ascendente a través del tracto genital femenino (por ejemplo, salpingitis).

Pruebas diagnósticas habituales:

  • Radiografía: La placa simple de abdomen puede evidenciar la presencia de líquido peritoneal libre o, si ha tenido lugar una perforación, de aire en la cavidad abdominal.
  • Análisis de sangre: Leucocitosis con neutrofilia y desviación a la izquierda; aumento importante de la amilasa sérica en caso de perforación o estrangulación intestinal; elevación del hematocrito y de la urea por la hidratación y hemoconcentración.
  • Los hemocultivos pueden evidenciar el organismo causal.

Observaciones:

  • Dolor abdominal: al principio es difuso y progresivamente se va localizando en la zona afectada, pero posteriormente todo el abdomen se hace extremadamente sensible, con defensa muscular, rigidez abdominal o abdomen en tabla y distensión abdominal.
  • Íleo paralítico y ausencia de ruidos intestinales.
  • Anorexia, náuseas y vómitos.
  • Fiebre, con disociación térmica rectoaxilar.
  • Signos de shock: caída de la presión arterial, taquicardia y respiración rápida y superficial.
  • Efectos de la deshidratación y trastornos del equilibrio electrolítico.

peri 1

Tratamiento:

  • Elimínese la fuente de infección: puede ser necesaria una intervención quirúrgica.
  • Contrólese la infección utilizando un antibiótico de amplio espectro hasta que se disponga de los resultados del cultivo; seguidamente empléese el antibiótico específico.
  • Restitúyanse los líquidos y electrólitos. Contrólese a diario la bioquímica de la sangre.
  • Alíviese el dolor con la mínima dosis necesaria de medicamentos, para evitar que se enmascaren los síntomas. Utililícense medidas de enfermería para aumentar la comodidad del paciente.
  • Puede requerirse oxigenoterapia.
  • Manténgase a la persona afectada en una posición de semi-Fowler para intentar que la infección se localice en la parte baja de la cavidad abdominal.
  • Se suele prescribir la colocación de una sonda nasointestinal de aspiración para descomprimir el intestino.

Consideraciones de enfermería:

  • Las personas afectadas de una peritonitis están gravemente enfermos. Requieren cuidados de enfermería completos, incluidos los que siguen a continuación:
  1. Valoración minuciosa de los cambios que experimentan los síntomas.
  2. Manejo de las sondas nasointestinales, oxígeno, terpéutica EV y farmacología.
  3. Medidas de comodidad, incluidas la higiene bucal y las destinadas al descenso de la fiebre.
  4. Se dejan colocadas las sondas nasogástricas durante un largo período, por lo que las ventanas nasales y la garganta se irritan. En los orificios de la nariz resulta útil el empleo de una solución lubricante; para la garganta a veces son eficaces las gárgaras anestésicas.
  5. Administración de líquidos EV, con riguroso control de entradas y salidas.

 

 

 


'Peritonitis' no tiene comentarios

¡Se el primero en comentar el artículo!

¿Quieres compartir tu opinión?

Tu email no será publicado.

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

ACEPTAR
Aviso de cookies
X