myHealth Watcher, la aplicación que ayuda a interpretar las etiquetas de los alimentos

Entender las etiquetas de los alimentos e identificar si sus ingredientes son buenos para nuestra salud o si, por el contrario, deberíamos dejarlo en la estantería del supermercado no siempre es una tarea sencilla. La aplicación myHealth Watcher ha nacido precisamente para facilitar este proceso: los usuarios introducen en ella datos referentes a su dieta y su salud y la app interpreta la información de las etiquetas de los productos de alimentación e indica si son recomendables o no para su salud.

myHealth Watcher es una empresa de Mataró, Barcelona. Su CEO, Joan Gil, decidió ponerla en marcha cuando tuvo que seguir una dieta y su nutricionista le explicó las diferencias entre comer un mismo alimento (el atún), conservado en aceite vegetal, en aceite de oliva o al natural. Un equipo de ingenieros, diseñadores, nutricionistas y médicos han trabajado en el desarrollo de la aplicación, que está basada en un algoritmo de recomendación personalizado.

Hace unos días, tuve la oportunidad de tomar un café y compartir experiencias y proyectos con mi amigo Joan. A parte de la pasión por las nuevas tecnologías, con Joan tenemos en común que vivimos en el mismo pueblo (Sant Andreu de Llavaneres). A continuación os dejo la entrevista que le realice:

¿Cuáles son las principales funcionalidades de myHealth Watcher?

No hay dos personas iguales ni todos los alimentos son adecuados para todo el mundo: utilizar la aplicación durante la compra es como ir acompañado de un dietista- nutricionista, que va aconsejándonos de forma personalizada, sobre la conveniencia de los productos que queremos comprar.

En esta primera versión, nuestro algoritmo utiliza los datos del perfil personal de salud del usuario para recomendar o no el consumo de un producto de alimentación envasado, según la información nutricional y los ingredientes declarados en la etiqueta por el fabricante. También propone alternativas similares más adecuadas, en el caso de que existan y estén indexadas en nuestra base de datos, haciendo hincapié en las grasas saturadas, la sal y el azúcar.

El algoritmo ofrece una interpretación personalizada para cada miembro de la familia, siguiendo el código universal del semáforo. En nuestro caso toda la pantalla del móvil se tiñe del color correspondiente: Rojo, no te conviene. Amarillo, consúmelo con moderación, Verde, el producto es apto para ti.

¿Es fácil de usar?

Sí. Una vez registrados en la app y creados los distintos perfiles de salud, basta con enfocar al código de barras de cualquier producto de alimentación envasado para obtener el diagnóstico. No es necesario rellenar toda la información del perfil, aunque es recomendable para un diagnóstico más personalizado. Además, es una manera muy sencilla de conocer nuestro riesgo cardiovascular.

¿Cómo funciona?

Nuestro algoritmo MHW, analiza, a nivel cualitativo y cuantitativo, la composición de los productos y su información nutricional y los valora en función de un perfil de salud del usuario que comprende: su RCV (Riesgo cardiovascular), la HPA (Hipertensión arterial), la diabetes, las alergias e intolerancias alimentarias, información relativa a su estilo de vida, como las dietas (vegana, vegetariana,etc.)  e incluso el nivel de actividad física. Todo ello ha sido validado por un equipo de profesionales de la salud.

Aunque utilizamos datos de salud, quiero resaltar que no estamos hablando de una aplicación médica. Nuestra pretensión es ayudar con información a la toma de decisiones del usuario. Queremos ayudarle a interpretar una información que la mayoría de nosotros no somos capaces de analizar porque no tenemos la formación ni el tiempo para hacerlo, o simplemente porque, a los que tenemos más de cuarenta, la presbicia nos complica la tarea si no tenemos las gafas a mano…

Pero ante un problema de salud, SIEMPRE hay que ponerse en manos de un profesional y seguir sus indicaciones. myHealth Watcher no sustituye, en ningún caso, a los profesionales de la salud. También quiero aprovechar para destacar la importancia de COMPROBAR SIEMPRE LOS INGREDIENTES DE LA ETIQUETA IMPRESA EN EL CASO DE SUFRIR UNA ALERGIA ALIMENTARIA, podemos haber cometido un error, o puede haber un cambio, en el proceso de elaboración o de ingredientes, por parte del fabricante. Y, por supuesto, ANTE LA DUDA, EVITAR SIEMPRE EL PRODUCTO. Nadie por ahora, ni siquiera nosotros, puede garantizar un 100% de fiabilidad. Aunque trabajamos para acercarnos al máximo a ese objetivo.

¿Cualquier producto etiquetado en España puede ser interpretado por la aplicación?

Si está en nuestra base de datos, sí. Actualmente tenemos prácticamente 50.000 productos de alimentación activos y revisamos nuevos productos cada día.  Es una tarea compleja en la que un equipo, dedicado comprueba la información de cada producto para, como hemos comentado antes, sea lo más fiable posible. Hemos incorporado en la app la fecha en la que el producto ha sido revisado, para mayor seguridad.

Mantener los datos actualizados es quizás la parte más difícil y a la que le estamos dedicando más recursos. Estoy seguro de que contaremos con la implicación de los fabricantes para ello, ya que están cada vez más comprometidos con los consumidores, ofreciéndoles valor añadido sobre todo en lo que respecta la salud. Hasta el momento he de decir que la respuesta, tanto de los supermercados como de los fabricantes a los que les hemos presentado el proyecto, ha sido muy positiva.

¿Por qué nace myHealth Watcher?

Fue, como casi todo en la vida, a partir de una experiencia personal: Me puse en manos de una dietista nutricionista para perder peso y poder superar una revisión médica y ella me enseñó la importancia que tiene el etiquetado y su interpretación. He de reconocer que me fascinó.

“¿Puedo comer atún?”, le pregunté, y una semana más tarde en la siguiente consulta puso encima de la mesa etiquetas de atún: en escabeche, en aceite vegetal, en aceite de oliva virgen, al natural… y me hizo ver sus diferencias. Entonces pensé en aprovechar el potencial del móvil, este “superordenador” que tenemos en la mano para ayudarnos en el día a día.

¿Cómo se sostiene el proyecto?

Fundamos Cube Technology, la empresa que está desarrollando myHealth Watcher, hace algo más de un año, con la ayuda de unos amigos que no dudaron en ponerse manos a la obra y en arriesgar algunos euros, con la intención de llevar a cabo un proyecto con un gran compromiso social. La RSC forma parte de nuestro adn.

Nuestro algoritmo y esta aplicación han nacido con la voluntad de ayudar a mejorar la salud y la calidad de vida de las personas a través de la educación. Este es un primer paso… Y quiero resaltar esto porque la idea es que esta herramienta de consulta sea gratuita para todo el mundo.

Pero como hemos de sobrevivir, hemos diseñado unas opciones de pago que empezarán a estar activas muy pronto, tanto para las empresas que quieran colaborar con nosotros, como para los usuarios, por supuesto siempre sin comprometer la independencia de nuestro servicio (el diagnóstico de MHW no se puede manipular) y la privacidad de nuestros usuarios. Somos muy conscientes de que manejamos información personal.

¿Dónde la podemos descargar?

Funciona en IOS de Apple y en Android de Google y se puede descargar en los stores correspondientes de España y Andorra, por el momento. Muy pronto esperamos estar en México y en otros países de Europa y América.

¿Cuál estimáis que es el mercado potencial de usuarios en España, por ejemplo?

Cualquiera puede ser usuario de nuestra app. Ir a comprar acompañado de un “nutricionista de bolsillo” que conoce a cada uno de los miembros de la familia puede resultar de gran ayuda para escoger los productos que más nos convienen. Pero es cierto que podemos ayudar mucho más a las personas que sufren patologías debidas a un estilo de vida sedentario y a una alimentación poco adecuada. Los datos que manejamos son de los más escalofriantes.

En España, se calcula que el 25% de la población tiene (tenemos) problemas de sobrepeso y de obesidad; la prevalencia de la obesidad infantil es del 65%, mayor que en EEUU, con la consecuente proliferación de la diabetes de tipo 2; 5.000.000 de diabéticos en nuestro país, sin hablar de hipercolesterolemia (15%); hipertensión (43%); contamos con un 8% de afectados por alergias e intolerancias alimentarias y subiendo… Y, por si esto fuera poco, se estima que el 25% de muertes en el mundo tiene un origen cardiovascular. Y estamos hablando en algunos casos de datos que pueden variar sustancialmente porque hay mucha gente aún sin diagnosticar.

Respondiendo a la pregunta: el mercado potencial es, probablemente, mayor de lo deseado. Si somos o no capaces de llegar a todo el mundo, dependerá de los apoyos y la inversión que consigamos. Nuestro propósito es rebajar en la medida de lo posible estas cifras pandémicas que os acabo de dar. Por poco que sea, valdrá la pena el esfuerzo.

Ya habéis recibido algunos premios…

Sí, resulta muy gratificante para todo el equipo cuando se reconoce el trabajo.  Hasta el momento hemos ganado el premio al proyecto más disruptivo otorgado por la Escuela de la Salud de la Universidad de Vic, en el marco de las Jornadas R+D+I 2018 organizadas por la Fundación Tic Salud Social, dependiente de la Generalitat de Catalunya y el premio Ruralapps, en la modalidad ciudadanía concedido por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación también del Gobierno catalán. Hemos sido también finalistas en los premios Incitup organizados por el clúster de alimentación Food Service en colaboración con el Forum Gastronómico de Girona.

¿Con qué apoyos contáis?

Afortunadamente desde el inicio hemos contado con profesionales e instituciones a nuestro lado: quisiera dar las gracias desde aquí a la Fundación TIC SALUD SOCIAL y a Marc de San Pedro, a la Universitat de Vic, a la Asociación Catalana de Enfermería Pediátrica, a la dra. Mercedes Abizanda y a la dra, Esther Cabrera por su entusiamo y apoyo incondicional, a Juana Ma González Prada, dietista-nutricionista y Directora de la clínica Alimmenta, al clúster Food & Nutrition, al clúster Foodservice, y a la Fundación Tecnocampus de Mataró. Y por supuesto al grandísimo equipo de profesionales que hacen posible MHW.

Muchas suerte Joan y gracias por compartir con todos nosotros tu proyecto.


'myHealth Watcher, la aplicación que ayuda a interpretar las etiquetas de los alimentos' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional