Ruscalleda

La mejor cocinera del mundo y la Enfermería

¿Qué relación puede tener la cocinera con más estrellas Michelin del mundo con la Enfermería? La respuesta es la siguiente: Carme Ruscalleda participo en octubre del año 2013 en el programa “Salut i Escola” de los institutos de Arenys de Mar y Arenys de Munt.

Carme Ruscalleda explico buenos hábitos alimenticios a los escolares y recordó la importancia de cómo una buena alimentación puede ayudar a la salud de las personas. Además explico los beneficios de la cocina mediterránea y la necesidad de consumir productos frescos de calidad, ya sea fruta, verduras o pescado. Durante la charla, organizada por el centro de atención primaria de Arenys, Ruscalleda reconoció que el ritmo de vida actual de muchas familias hace que se opte por productos de comida rápida o congelados en lugar de los productos frescos, pero recomendó el esfuerzo de recuperar la cocina tradicional.

Muy amablemente Carme nos ha concedido una entrevista para valorar su experiencia en el programa “Salut i Escola”. Nos hemos trasladado hasta Sant Pol, donde Ruscalleda tiene su restaurante, el prestigioso Sant Pau.

-Carme, ¿Cómo surgió la idea de que usted participara en el programa “Salut i Escola”?

La idea sale de la propuesta de la persona que organiza estas intervenciones para culturizar a los jóvenes y niños, las enfermeras del centro de atención primaria. A mí me cuesta muy poco sumarme a ello, tanto a mí como a todos los cocineros del nivel de mí restaurante. Sabemos que hay un vacio cultural donde por una modernidad mal entendida, se ha perdido el comer todos juntos en casa. Crece un niño que le correspondería comer una dieta mediterránea, ya que forma parte de su cultura y genes,  y este niño no lo sabe. Por lo tanto, no pierdo el tiempo si me dedico hablar de comida, el placer de la comida y a las sensaciones de placer que da la comida. Procura dedicarle tiempo a la comida, que la comida te da mucho más.

-¿Conocía esta faceta de las enfermeras de atención primaria?

La conocí cuando me invitaron hacer estas conferencias, allí lo conocí.  Esta iniciativa sale de las enfermeras del centro de atención primaria. También he participado en escuelas de primaria donde los mismos profesores me invitan hacer este tipo de charlas. Estoy convencida que actualmente, la sociedad ha tocado fondo y sabe que tenemos que cuidar la alimentación y los hábitos de deporte. Las relaciones sociales también hay que cultivarlas. La suma de esas vivencias que cada día practicamos nos aporta salud, sin ninguna duda.

-¿Cómo fue la experiencia?

La experiencia siempre es muy buena, muy positiva. Hay mucha expectativa porque saben de lo que vamos hablar. Los niños son esponjas, cuando les cuentas algo que atrapa su atención, se suman a ello, no están distendidos. Acompaño la explicación con imágenes, no solo un discurso hablado. Una imagen vale más que mil palabras.

-Su lugar de trabajo está entre los fogones, ¿Pero repetiría la experiencia?

Sí, claro. Ya tengo concertadas más experiencias. Yo tengo una profesión muy comprometida, con muchos días abiertos. Estas charlas las realizo en mis días libres, tengo ya muchos de mis días libres citados para ese tipo de encuentros.  Es un placer hacerlo, creo que sirve para algo a la sociedad.

-¿Se tendría que explicar más a los escolares educación para la salud?

Sí, yo creo que es muy importante. Educación y riesgos, hoy en día los niños tienen a su mano mil productos tóxicos que antes no tenían.  El niño tiene que estar informado, informado de buenos hábitos y malos hábitos.  Debe saber que hay que abrazar y que renunciar.

-¿Cree que los escolares tienen buenos hábitos alimentarios?

Seguramente habrá de todo. Esta el escolar que en su casa la cocina merece tiempo y le dedican a comprar un producto fresco. No estamos hablando de poesía ni nada épico, los mercados están a rebosar de un producto de temporada que es lo que los nutricionistas nos dicen que debemos consumir. Las familias que tienen la cocina en las cosas interesantes de su vida, sin darse cuenta forman a su hijo, como ocurría antes. Muchos niños descubrirán en unas colonias o en una escuela que se hable de alimentación que un melocotón tiene piel y hueso. Ya que no lo sabía, solo conocía el brick de melocotón.

-¿Cómo tendría que ser una alimentación ideal para un escolar?

 La alimentación que tomaba su abuelo, pero con mentalidad de 2014. Su abuelo solo tomaba alimentos de su alrededor y cada temporada cambiaban. Nunca era aburrido, siempre había cosas que se terminaban pero llegaban al año siguiente. Principalmente basada en ese producto fresco y de temporada. Cada día hay que tomar proteína, vitaminas, hidratos de carbono… No hay alimentos malos, hay mal uso de ellos.  La pirámide alimentaria hay familias que le han dado la vuelta. Hay familias que están consumiendo más de la punta de la pirámide que de la base.

entrevista

-¿La obesidad infantil la relaciona directamente con la alimentación?

Seguramente sí. La obesidad muchas veces es genética. Tenemos los genes de nuestros familiares, pero hay muchos que genéticamente no eran obesos. Se ha encendido una alarma roja en ese sentido. La Fundación del Barça ha empezado una campaña en ese sentido. Debemos cuidar nuestra alimentación. El niño que aprenda a comer bien, comerá bien toda la vida, incluso mejor. Aprenderá más valores de los alimentos. El que coma mal, seguramente estará atrapado a la bollería industrial.

-Cambiemos un poco de tema, ¿en su restaurante ha notado un aumento de clientes con alteraciones alimentarias? (celiacos, alérgicos, diabéticos…)

Sí. A veces en reuniones profesionales lo comentamos.  Desde hace 10 años hacia aquí, notamos una serie de alergias e intolerancias que antes no teníamos. Antes a lo largo del mes venia una persona que tenía alguna alergia o intolerancia. Ahora es a diario.

-Por el ritmo de vida actual, muchos de nosotros comemos comida rápida. ¿Qué opina al respeto?

 La comida rápida es una comida ágil. Yo no estoy en contra de la comida rápida. Tomarte una ensalada, un trozo de pan con tomate y una tortilla es una comida rápida y no deja de ser sana. La palabra rápida la asociamos a comer de pie y de cualquier manera. Eso si que es negativo. No podemos comer de pie y cualquier alimento.

-¡Muchas gracias Carme!

 


'La mejor cocinera del mundo y la Enfermería' have 1 comment

  1. 21 noviembre, 2014 @ 10:51 am admin

    Un articulo que da mucho ánimo

    Reply


Would you like reply to admin

Your email address will not be published.

Enfermería Blog ©