tupper-1-1024x426

La salud en el tupper

El tuppering es el fenómeno de llevar la comida de casa al trabajo. Con la crisis se ha multiplicado este fenómeno. En este Post daremos consejos de salud para preparar nuestro tupper. Muchos de nosotros nos traemos el tupper al trabajo principalmente porque es más económico que ir a comer a un restaurante y mas sabroso. Estos dos argumentos acostumbran a ser suficientes para llevar el tupper al trabajo. 

También hay dos factores a tener en cuenta, el hecho de controlar lo que comemos fuera de casa y las intolerancias alimentarias. La industria del tupper también ha desarrollado nuevos modelos de envases para mejorar el transporte de alimentos. El tupper se ha convertido en un nuevo modelos de alimentación como consecuencia de motivos económicos, de tiempo y de salud.

Lo más recomendable para aquellas personas que comen de tupper entre semana es hacerse un planning de las comidas de la semana, contemplando variedad en la dieta. Lo mejor en estos casos es hacer una previsión de lo que comeremos y sacar tiempo para hacer la compra, escoger los mejores productos y cocinarlos. Tenemos que huir de la monotonía de las comidas del tupper y recordar que se puede transportar de todo, incluyendo las frutas, verduras y legumbres. El tupper es solo un medio para comer sano, igual que lo haríamos en nuestra casa.

 

tupper-2

La comida tiene que incluir alimentos variados de los diferentes grupos de forma equilibrada, igual que se recomienda en la cena. Tiene que representar entre el 30% y el 35% del valor calórico total. Un ejemplo de comida es:

- Primer plato: Ensalada variada: tomate, lechuga, zanahoria, maíz y olivas. Es importante aliñarla al momento con aceite de oliva.

- Segundo plato: Salmón al vapor con cebolla y guarnición de arroz blanco.

- Postre: Piña natural.

Es importante preparar los alimentos bien cocidos, especialmente las proteínas (carnes, pescados y huevos), ya que los cambios de temperatura los afecten lo mínimo posible. Las patatas, croquetas y otros arrebozados, empeoran si pasan mucho tiempo dentro del tupper, ya que padecen una mayor deshidratación y se vuelven duros. Por contra, los guisados, la pasta y el arroz no padecen tanto.

Tenemos que ser muy cuidados con el transporte y conservación de los alimentos. Tenemos que evitar envases no homologados que puedan afectar los alimentos. Los plásticos de uso alimentario que no desprenden aditivos a la comida, están indicados en la parte posterior con el dibujo de una copa y un tenedor. Estos son los adecuados para transportar los alimentos. No hay que romper la cadena de refrigeración en aquellos alimentos que lo necesiten y así no dañamos las propiedades de los alimentos.

Se aconseja cambiar los envases de plástico después de limpiarlos muchas veces y cuando aparecen los bordes dañados y se pierde la transparencia. Podemos pensar que aun pueden servir, pero siempre es más fácil que los aditivos del plástico lleguen a la comida.

Tenemos que calentar los alimentos a una temperatura mayor de lo habitual para eliminar todo rastro de contaminación, como por ejemplo la salmonela o E Coli, que producen problemas gastrointestinales y diarrea. Se trata de una temperatura “higiénica”, más o menos equivale al doble de lo que se hace habitualmente. Lo más recomendable para calentar la comida son los platos de cristal y cerámica, ya que en primer lugar no contienen aditivos del plástico y en segundo lugar tienen una superficie más lisa y sin poros que ayudan a que se limpie mejor y se eliminen todas las bacterias.

Microondas: 

Tienen un sistema que bloquea la emisión de las ondas si se abre la puerta mientras el aparato funciona. No dañan los alimentos ni más ni menos que cualquier otro método de cocinado. Si se expone la comida de manera excesiva al microondas los alimentos pueden perder vitaminas y alteraciones en el sabor, aroma o textura.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha publicado la “Guía de la Alimentación Saludable” que ofrece consejos y pautas para cocinar alimentos de tal forma que mantengan al máximo sus propiedades nutricionales. En esta guía se contempla el microondas.

 


'La salud en el tupper' has no comments

¡Se el primero en comentar el artículo!

¿Quieres compartir tu opinión?

Your email address will not be published.

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional