Hipoglucemia

La hipoglucemia consiste en un descenso de la glucosa en sangre. La tasa se obtiene realizando una glucemia capilar.

Se considera que estamos ante una hipoglucemia cuando la tasa de glucosa en sangre es inferior a 70 mg/dl y se acompaña de ssíntomas, que revierten tras la toma de azúcares.

Podemos clasificar la hipoglucemia en función a su gravedad, desde un grado leve hasta una situación de perdida de la consciencia.

-Leve-moderada: el paciente nota los síntomas y, él mismo es capaz de tratarse.

-Grave: el paciente precisa ayuda de otra persona para corregir la situación.

-Coma hipoglucémico: el paciente está inconsciente.

Otra clasificación es la hipoglucemia nocturna que aparece durante el sueño. Los síntomas de sudoración importante, pesadillas, inquietud y cefalea matutina más una hiperglucemia ocasional matutina, intercalada con glucemias demasiado ajustadas los días previos, debería hacernos sospecharla. Si se sospechara esta complicación sería recomendable hacer una glucemia a las 03:00 o 04:00 horas de la madrugada y realizar los ajustes precisos.

Qué hacer ante una hipoglucemia:

-Si se tiene posibilidad, se debe hacer una glucemia capilar con rapidez y actuar. En caso de duda, hay que actuar como si la hipoglucemia estuviese confirmada.

-Tomar sin demora CH que eleven la glucosa con rapidez: 100 ml de zumo natural o azúcar (dos terrones o un sobre). 75 ml de bebida de cola o 10 g de glucosa pura.

-Debe repetirse la toma al cabo de 15-30 minutos si persisten los síntomas y/o la glucemia se mantiene por debajo de 70 mg/dl.

-Posteriormente, tomar CH que eleven la glucosa de forma más lenta y prolongada, para evitar recaídas: 1 o 2 piezas de fruta, o bien, de 2 a 4 galletas tipo María. 20-40 g de pan o de 2 a 4 rebanadas de pan tostado. 2 vasos de leche o 1 vaso de leche + 2 galletas María.

-Si el paciente ha perdido la consciencia, nunca hay que darle alimentos por boca. Debemos inyectarle glucagón y contactar con el equipo sanitario (teléfono: 112). Permanecer expectantes durante 5-10 minutos y si no se produce la recuperación de la consciencia, administrar glucagón de nuevo.

-En caso de no disponer de glucagón podría aplicarse pasta de azúcar o miel con los dedos por la parte interna de la boca o bajo la lengua y contactar con el equipo sanitario a la mayor brevedad posible.

A tener en cuenta:

-Si la hipoglucemia es debida al consumo de alcohol, el glucagón inyectado no resulta eficaz. En este caso, se debe contactar con el servicio de urgencias para recibir asistencia sanitaria.

-Todos los diabéticos tratados con Insulina deben tener en su domicilio un envase de glucagón y llevar siempre consigo azúcares (zumos, colas, glucosa pura).

-Es importantísimo que los familiares y las personas próximas al diabético sepan cómo se manifiesta una hipoglucemia y cómo se soluciona.

-Es esencial analizar la causa de la hipoglucemia para poder evitarla en ocasiones futuras.

-Una hipoglucemia en un paciente adiestrado es fácil de corregir, por ello, es muy importante la educación sanitaria.

-La gravedad de la hipoglucemia va a depender más de la actividad que se está realizando (conducir, escalar, submarinismo, etc.), que de la propia hipoglucemia. No se debe realizar ejercicio hasta la total recuperación de la hipoglucemia.

-Aunque en general los episodios de hipoglucemias se solucionan sin mayores complicaciones y no son graves, es preciso recordar que, sí podrían serlo en niños de corta edad y personas con antecedentes de infartos o ancianos. En estos grupos debemos extremar los cuidados para evitar esta complicación.

-Un mejor control de la Diabetes implica un indudable beneficio a largo plazo.

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional