Emotiva carta a las enfermeras

Pau Donés ya está en casa, recuperándose de su reciente operación de cáncer de colon. El cantante de Jarabe de Palo está utilizando las redes sociales para hablar de su enfermedad y también de su recuperación. Su mensaje no puede ser más vitalista y esperanzador. Sin duda, tener buen ánimo es vital para la recuperación. En su caso, además, ha tenido la suerte de que su dolencia ha sido descubierta a tiempo.

El pasado 2 de septiembre, Pau Donés, de 48 años, informaba que se había visto obligado a cancelar su gira tras haber sido operado de urgencia en el hospital Vall d’Hebron de un cáncer de colon que le fue detectado hace unas semanas y que empezó como un leve dolor de barriga.

Pau también ha querido rendir homenaje a las enfermeras, con este sentido texto que ha colgado en la web de Jarabe de Palo:

“Enfermeras en mi vida ha habido tres (en el sentido…amoroso me refiero). Tres grandes mujeres a las que quise y sigo queriendo mucho, y a las que ahora, después de haber pasado por el hospital,  valoro, respeto y quiero todavía mucho más.

Salíamos de fiesta, íbamos a cenar, a divertirnos. Yo les contaba mis cosas y ellas, muy discretamente y solo muy de vez en cuando, como les iba la vida en el “hospi”. Además de guapas, en las 3 había varios rasgos en común. Eran muy independientes, muy valientes y siempre estaban de buen humor.

Ahora ya no son 3 las enfermeras que llevo en el corazón. Son muchas más. Ahora también están Olga, Núria, Manoli, Ainoa, Mercedes, Loli, Eli, Maite, Mireia, Isa, Gemma y un montón de mujeres como la copa de un pino. ¿Alguno de vosotros se puede imaginar lo que es trabajar 10h al día, 5 días a la semana, en la planta de rehabilitación de un hospital?. O en cuidados intensivos, o en urgencias, o en el turno de noche de la planta 4 del Hospital de la Vall d’Hebron.

¡Eso sí que tiene mérito!. Siempre amables, dispuestas, super-atentas a todo (en su trabajo no hay lugar para el despiste), preparadas para cualquier contratiempo. Para ellas no existe el cansancio, ni el sueño, ni siquiera el descanso. No paran. Y no es que  no paren de “trabajar”. No paran de auxiliar y curar a gente.

¡Flipo con las enfermeras!. ¿ Que tipo de personas vivirán detrás de sus limpios uniformes blancos y sonrisas permanentes?.

Os adoro. Os admiro. Os quiero mucho. Y os doy las gracias por hacer el trabajo que hacéis, porque no hay nada en el mundo que pueda pagar un cariño de los vuestros cuando estás jodido en la cama de un hospital. Gracias por vuestra generosidad y entrega.

En serio, muchas gracias.

P.D.: Y exactamente lo mismo pienso y digo de  los enfermeros”.

Desde Enfermería Blog queremos agradecer, de todo corazón, las palabras de Pau. Y desearle una rápida recuperación.  


'Emotiva carta a las enfermeras' have 8 comments

  1. 9 septiembre, 2015 @ 8:02 am maria del carmen polo medina

    Hola! Pau con todos mis respetos me parece q te han tratado muy bien por ser quien eres,yo te habló desde Madrid del hospital clínico san Carlos,la atención hacia mi madre de sólo 62 años ha sido deplorable,sin humanidad ,sin caridad,el último día de sedarla estuvimos rogando,suplicandoq llamaran a la oncologa de guardia por los dolores y ellas las enfermeras como era un viernes de madrugada las mmolestábamos al llamarlas para q le alivieran ese dolor pq el dolor del alma no hablamos ese no tiene medicina pero el del cuerpo si,las noches son duras pero para todos,yo he estado 14 días en un sillón y de díaotra vez ,con 4 hijos q salir hacia delante con su madre rota el alma,pero si Pau cuando mmurió mi madre al otro día imagínate en q situación se encontraba la pobre mia ni un lo siento ,nada de nada sólo un cuerpo másde pprofesionalesnada pq sino eres humano ,ni tienes eeducaciónssólo es una profesión q al no tener ninguna empatia con el prójimo dice mucho de ellas,mi madre murió de un cáncer de Colón, y cuando me encuentre con fuerza las voy a poner una demanda para q nadie vuelva a pasar una noche como la mia y mi madre,mi madre del alma pq se lo debo q nadie vuelva a pasar lo mismo ya q esa noche para mi no fue cualquiernoche y me ttaladra el cerebro cada día la le prometimos q no iba a tener doloresy no fue aasí,ese dia a las 8 cuando vino la oncologa de planta la cogimos por el pasillo y la llevamos haber el estado de mi madre a los 30 minutos estaba Sedad y al otro día murio

    Reply

    • 9 septiembre, 2015 @ 12:49 pm Yo

      No es justo que 10 horas de la enfermedad de tu madre de la que me supongo habrán pasado infinidad de profesionales de enfermeria te quedes con esa imagen.
      Siento lo ocurrido pero no eres justa con el resto

      Reply

  2. 9 septiembre, 2015 @ 11:07 am Maria armen Astorga

    Leyendo, he tenido que parar, porque se me nublado los ojos. Es cierto, yo me veo al otro lado, vivo el día a día junto a ELLOS, se vive entusiasmada con ver mejoría al día siguiente, cuando vuelves a coger el relevo. No siempre ocurre eso (trabajo d auxiliar d enfermería e la UCI- Unidad d Cuidados Intensivos). Aún así, cuando salen bien, nuestra satisfacción es máxima.

    Reply

    • 9 septiembre, 2015 @ 6:13 pm Rodri

      Si que es verdad que hoy en día en algunas o muchas ocasiones nos sentimos desatendidos, no es por justificar a las enfermeras, si se observará en realidad

      Reply

  3. 9 septiembre, 2015 @ 2:02 pm Pedro

    Hola Pablo yo también estoy pasando un cáncer de colon con metástasis en el hígado desde hace 2 años, en el Hospital Josep Trueta de Girona y estoy completamente de acuerdo en todo lo que dices, todas y cuando digo todas son todas las enfermeras que me han tratado y me tratan sin excecion son muy profesionales, simpáticas, cariñosas, pacientes, comprensivas y se desviven porque me encuentre lo mejor posible y sin dolores, siempre les llamo mis angeles, porque eso son para mi, te deseo tu muy pronta recuperación y que pronto vuelvas a estar encima de los escenarios, un abrazo muy grande

    Reply

  4. 9 septiembre, 2015 @ 2:44 pm isa jl

    Como todo en la vida ….
    Hay personas magnificas y menos aplicadas en lo que hacen….
    Si deberian todos q tratan con personas enfermas tener una chispita de vocacion….
    Simplemente vasta en poner nos en su lugar como todo en la vida
    Y pensar q podemos ser nosotros
    Pero existen magnificos medicos auxiliares de enfermeria que siempre se nos olvidan…
    Y como yo misma que me encanta mi trabajo ….como Due.

    Un saludo

    A todos y a los que ahora estan algo delicados animo

    Reply

  5. 9 septiembre, 2015 @ 6:26 pm Pepa

    Una emotiva carta que enternece y alegra por igual. Las palabras, el afecto, la sonrisa, la ternura de todos aquellos a los que cuidamos es el mejor incentivo del mundo para seguir amando esta bendita profesión. Gracias Pau.

    Reply

  6. 10 septiembre, 2015 @ 1:38 am Ramon Anguera Prats

    Por desgracia, no hace muchos meses tuve el honor de vivirlo en mi propia carne, y tambien tuve la oportunidad de agradecerlo a mi humilde manera. Este es el enlace a ese agradecimiento.
    https://www.facebook.com/ramonineus/media_set?set=a.10204887341398422.1086476694&type=3

    Reply


Would you like reply to Rodri

Your email address will not be published.

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional