Proyecto A3_Maquetación 1

El humor en el cuidado enfermero

MiriamHola compañeras y compañeros. En este post vamos hablar del humor. Lo has leído bien, vamos hablar del humor. Miriam Leñero Cirujano es la protagonista de este post. Miriam es enfermera de quirófano en el Hospital Universitario Doce de Octubre de Madrid y Máster de Investigación en Cuidados de Salud por la Universidad Complutense de Madrid. Además, es colaboradora del Departamento de Enfermería Médico-Quirúrgica de la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Universidad Complutense de Madrid.

En el Congreso de Investigación en Cuidados celebrado el pasado mes de noviembre en Cuenca, Miriam presento una comunicación titulada: PERCEPCIÓN DE ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA SOBRE LA FORMACIÓN EN EL HUMOR COMO ELEMENTO CLAVE DEL CUIDADO ENFERMERO.

 A continuación os dejamos con las palabras de Miriam:

El humor como intervención enfermera se define en la Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC) como “facilitar que el paciente perciba, aprecie y exprese lo que es divertido, gracioso o absurdo al efecto de establecer relaciones, aliviar tensiones, liberar sentimientos de ira, facilitar la enseñanza o enfrentarse a sentimientos dolorosos”.  El humor como herramienta influyente en la salud no es algo nuevo, desde las culturas antiguas como India, Grecia, África y América del Sur, sus propiedades terapéuticas ya eran conocidas empíricamente y lo consideraban como un mecanismo esencial en la mejora del bienestar físico, psicológico y social.La importancia que poco a poco está cobrando el humor como estrategia de salud en nuestra sociedad, se debe en gran parte a los diversos beneficios que le atribuyen los estudios científicos puestos en marcha hasta ahora. Entre los beneficios estudiados destacan la reducción del estrés,la ansiedad y la percepción del dolor; y la mejora de la comunicación y el afrontamiento de situaciones difíciles.En definitiva, la intervención del humor interviene de forma positiva en la calidad de vida de nuestros pacientes. No sólo su importancia reside en los beneficios demostrados por las investigaciones científicas, sino que además se ha identificado como una necesidad demandada por la esencia y la fundamentación del cuidado enfermero: el paciente, y así se pone de manifiesto en los comentarios realizados por ellos mismos en un reciente estudio realizado sobre este ámbito:

El humor es fundamental, quita hierro al asunto, sobre todo en estas cosas del cáncer.”

“Si fuesen así los profesionales te ayudarían a subir el ánimo, sino te hacen que te sientas más enferma aún.”

“Me ayuda a asimilar mejor las cosas porque me da más confianza para contar a los profesionales lo que me pasa.”

Pero, a pesar de atribuirle al humor dichos beneficios para la salud y de ser una demanda emergente de muchos de nuestros pacientes, ¿se tiene consciencia de la importancia del mismo en el cuidado enfermero? Con tal objetivo se realizó un estudio de investigación para identificar las necesidades formativas en las propiedades terapéuticas del humor durante la carrera académica de nuestros futuros enfermeros. Para ello se diseñó un estudio descriptivo transversal en el que se incluyeron a todos los estudiantes de 3º de Grado de Enfermería de la promoción 2012-2016 de la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Universidad Complutense de Madrid. La recogida de la información se llevó a cabo durante el mes de Diciembre de 2014 mediante la cumplimentación voluntaria de un cuestionario autoadministrado de elaboración propia. El cuestionario constaba de variables socio-demográficas –sexo y edad- y 7 ítems relacionados con la necesidad formativa en el humor. La puntuación de los ítems se puntuó de acuerdo a una escala tipo Likert de 5 puntos -1 “Totalmente en desacuerdo”, 2 “En desacuerdo”, 3 “Indiferente”, 4 “De acuerdo” y 5 “Totalmente de acuerdo”-. El análisis descriptivo se realizó con el paquete SPSS v. 20.0. Se trabajaron con las técnicas descriptivas de cada ítem–medidas de frecuencia, porcentajes, medianas, rangos intercuartílicos y técnicas gráficas -. Para simplificar el análisis estadístico de los datos, se recodificaron las variables cuantitativas ordinales de las puntuaciones de los ítems en variables categóricas  -“No” (puntuación 1-2), “Indiferente” (puntuación 3), “Sí” (puntuación 4-5). Las variables cualitativas se expresaron en tanto por cien y las cuantitativas, en media (desviación estándar). 

La muestra total encuestada fue de 138 estudiantes de enfermería, con 22 hombres (15,90%) y 116 mujeres (84,10%) con una media de edad de 21,6 años (± 2,14). Todos ellos coincidieron en contemplar al humor como una estrategia beneficiosa para la salud, incluso aplicable en situaciones tan delicadas como puede ser en el contexto de los cuidados paliativos (70,28%). Pero reconocieron que no todo tipo de humor está considerado como “válido” en cuanto al objetivo de aportar éste un beneficio terapéutico para la salud (73,18%). Tan sólo un 7,97% afirmó conocer la inclusión del humor como intervención enfermera en la NIC y un 31,16% aseguró conocer la forma de integrarlo terapéuticamente en los planes de cuidados. La gran mayoría (97,83%) manifestó interés por conocer cómo utilizar el humor como intervención y estrategia enfermera en el cuidado del paciente. Sin embargo, sólo el 3,62% de los alumnos había recibido formación sobre este ámbito en la Facultad y el 4,34%, durante las prácticas clínicas. Por ello, la mayoría de los estudiantes de enfermería demanda actualmente más formación sobre el empleo terapéutico del humor tanto dentro del aula (89,85%) como dentro el periodo de prácticas clínicas en los diferentes ámbitos de atención sanitaria (91,31%).

En este estudio se ha evidenciado la necesidad de una mayor formación en las propiedades terapéuticas del humor y su utilización como elemento clave en el cuidado enfermero en los estudiantes de enfermería. Y cómo, bajo su perspectiva, esta demanda formativa no está siendo satisfecha. Esta situación de formación insuficiente puede conllevar a una cierta inseguridad en la aplicación del humor una vez los estudiantes sean profesionales de la salud, privando al paciente y a su entorno de los beneficios terapéuticos que puede brindar esta intervención enfermera, tal y como indican otros estudios realizados. Es muy probable que si se forma al alumnado sobre el uso del humor terapéutico, éstos puedan desarrollarlo tanto a nivel personal como profesional, pudiéndose favorecer de los beneficios que puede aportar el mismo. Por ello, la inclusión del humor en los planes de estudios de enfermería, así como el fomento y desarrollo de líneas de investigación que versen sobre los diferentes aspectos del humor terapéutico, son elementos esenciales para dotar a este campo de una sólida base de conocimiento científico con el objetivo de generar mayor evidencia y conseguir mejores resultados en la práctica clínica diaria.

Y recordad enfermer@s, no soy yo la que lo dice, son nuestros pacientes los que nos lo demandan. El tiempo no es excusa para no incluir la intervención del humor en nuestros cuidados ¡Cuidemos con humor!

Muchas gracias Miriam por tu interesante y genial estudio. Si alguien esta interesado en conocer más sobre el tema, se puede poner en contacto con Miriam en el siguiente email: myryam_13005@hotmail.com

También aportamos otra bibliografía relacionada de la autora:

Leñero M. Percepción de los pacientes sobre la intervención del humor en el periodo preoperatorio. En: Ponencias y comunicaciones: Congreso CENES. V Jornadas de práctica avanzada en cuidados enfermeros. “Cuidado y salud: dos realidades una misma trayectoria”. Madrid:Fuden;2015;89-96.

Leñero M. La aplicación del humor como intervención enfermera en el manejo de una enfermedad oncológica terminal: a propósito de un caso. Reduca (Enfermería, Fisioterapia y Podología) [Internet]. 2014 [citada 5 May 2015];6(3):328-380. Disponible en: http://www.revistareduca.es/index.php/reduca-enfermeria/article/view/1715/1731.


'El humor en el cuidado enfermero' have 3 comments

  1. 11 diciembre, 2015 @ 1:36 pm shirley nayshlu Carrión laruta

    nosotras enfermeras debemos de dar ya buena cara y una buena actitud a nuestros pacientes :-)

    Reply

    • 15 enero, 2016 @ 12:58 am Gabriela Miguel Vega

      para mi este tema es muy interesante ya que estoy deacuerdo que el humor es muy importante para la mejora de las enfermedades de los pacientes, es muy interesante que algunas personas tengas la creatividad de dedicarle un tema y el tiempo para comprobar que tan importante es, este proceso deberia ser aplicado en todas las instituciones para mejorar la calidad de intereccion personal-paciente.

      Reply

  2. 19 enero, 2016 @ 4:39 am Rocío

    Me parece muy interesante el estudio, pues se ha visto que en pacientes que son atendidos con buen sentido del humor o que logras que rían mas , se liberan endorfinas y disminuye la producción de prostaglandinas y por ende el dolor.

    Reply


¿Quieres compartir tu opinión?

Your email address will not be published.

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional