Diagnósticos enfermeros

Para el futuro de unos cuidados enfermeros profesionales basados en la evidencia y la forma de satisfacer más eficazmente las necesidades de los pacientes, los diagnósticos enfermeros son fundamentales.

Actualmente, aumentan los registros de salud electrónicos,  y son las terminologías enfermeras estandarizadas como Nanda, Nic y Noc, las que nos proporcionan una manera de recoger datos que se pueden analizar sistemáticamente.

Un diagnóstico enfermero se define como un juicio clínico sobre las experiencias / respuestas de una persona, familia o comunidad frente a problemas de salud / procesos vitales reales o potenciales. El diagnóstico enfermero proporciona la base para la selección de intervenciones enfermeras destinadas a lograr los resultados de los que la enfermera es responsable.

La creación de un diagnóstico de Enfermería pasa por una serie de etapas:

  1. Recogida de datos estadísticos relevantes para desarrollar un diagnóstico.
  2. Detección de señales/patrones y cambios en el estado físico.
  3. Establecimiento de posibles hipótesis alternativas que podrían haber causado señales o patrones previos.
  4. Validación.
  5. Diagnóstico.

Cada diagnóstico enfermero consta de una etiqueta o nombre del diagnóstico, una definición, las características definitorias, los factores de riesgo y/o los factores relacionados.

Los diagnósticos de enfermería se enuncian según el formato PES:

P = Problema de salud, que se corresponde con la etiqueta diagnóstica

E = Etiología, donde se reflejan las causas que favorecen la aparición del problema de salud.

S = Sintomatología, constituido por los signos y síntomas que aparecen como consecuencia del problema.

Cada una de estas partes se enlaza con las otras mediante unos vínculos para constituir el enunciado diagnóstico completo:

Problema de salud relacionado con (r/c) Etiología y manifestado por (m/p) Sintomatología.

Dependiendo del tipo de diagnóstico que se trate, se enuncian con una, dos o tres partes:

  • Diagnósticos de enfermería reales, su enunciado consta de las tres partes:
    Problema de salud + Etiología + Sintomatología.Ejemplo:
    Dolor agudo r/c agentes lesivos físicos m/p conducta expresiva (agitación, gemidos…)
  • Diagnósticos de enfermería de riesgo, su enunciado consta de las dos primeras partes:
    Problema de salud + EtiologíaEjemplo:
    Riesgo de disfunción neurovascular periférica r/c fractura.
  • Diagnósticos de enfermería posible, su enunciado consta de las dos primeras partes:
    Problema de salud + EtiologíaEjemplo:
    Posible trastorno de la imagen corporal r/c conductas de aislamiento posquirúrgicas.
  • Diagnósticos de enfermería de bienestar, su enunciado consta sólo de la primera parte:
    Problema de saludEjemplo:
    Disposición para aumentar el bienestar espiritual.
  • Diagnósticos de enfermería de síndrome, su enunciado consta sólo de la primera parte:
    Problema de saludEjemplo:
    Síndrome de trauma post violación.

NIC:

La Clasificación de Intervenciones Enfermeras recoge las intervenciones de enfermería en consonancia con el diagnóstico enfermero, adecuadas al resultado que esperamos obtener en el paciente, y que incluyen las acciones que se deben realizar para alcanzar dicho fin.

La NIC utiliza un lenguaje normalizado y global para describir los tratamientos que realizan los profesionales de enfermería desde la base de que el uso del lenguaje normalizado no inhibe la práctica; sino que más bien sirve para comunicar la esencia de los cuidados de enfermería a otros y ayuda a mejorar la práctica a través de la investigación.

Las Intervenciones de Enfermería pueden ser directas o indirectas.

  • Intervención directa: Tratamiento que se realiza directamente con el paciente y/o familia a través de las acciones enfermeras. Estas acciones enfermeras pueden ser fisiológicas, psicosociales o de apoyo.
  • Intervención indirecta: Tratamiento realizado sin el paciente pero en su beneficio.

Un ejemplo de intervenciones NIC es el siguiente:

  • MONITORIZACIÓN DE LOS SIGNOS VITALES (6680)

- Controlar periódicamente presión sanguínea, pulso, temperatura y estado respiratorio si procede.
- Observar y registrar si hay signos y síntomas de hipotermia e hipertermia.
- Controlar periódicamente la oximetría del pulso.
- Observar periódicamente el color, la temperatura y la humedad de la piel.
- Identificar causas posibles de los cambios en los signos vitales.

NOC:

La Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC), incorpora una terminología y unos criterios estandarizados para describir y obtener resultados como consecuencia de la realización de intervenciones enfermeras. Estos resultados representan los objetivos que se plantearon antes de efectuar estas intervenciones. También hace uso de un lenguaje estandarizado de cara a universalizar el conocimiento enfermero. Facilita la comprensión de resultados y la inclusión de indicadores específicos para evaluar y puntuar los resultados obtenidos con el paciente.

Uno de los objetivos de los NOC (CRE) es el de identificar y clasificar los resultados de los pacientes que dependen directamente de las acciones enfermeras y que sean clínicamente de utilidad.

Por ejemplo, para el diagnóstico Dolor Agudo, el resultado en Enfermería (NOC) sería: Intensidad del dolor (Magnitud del dolor observado o informado).

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional