ola de calor

Consejos para protegerte de la ola de calor

La ola de calor que sufrimos estos días en la Península Ibérica ha provocado que casi todo el país se encuentre bajo aviso porque el termómetro rondará los 40 grados. Experimentar durante tres (o más) días consecutivos unas temperaturas anormalmente altas tiene importantes efectos para la salud de las personas, que pueden llevar incluso a la muerte.

Es especialmente importante proteger a los más vulnerables: los niños pequeños (menores de cuatro años) y los ancianos mayores de 65, así como personas que sufren patologías (enfermedades cardíacas o diabetes, entre otras) y quienes toman depresivos o alcohol en exceso, según el Protocolo de Actuaciones ante una Ola de Calor del Ministerio de Sanidad de 2004.

Los problemas de salud asociados a las altas temperaturas pueden evitarse con medidas muy sencillas recomendadas por el Ministerio de Sanidad:

  • Beba mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed , salvo si hay contraindicación médica. Evite las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.
  • En los días de intenso calor permanezca en lugares frescos , a la sombra y si es posible pase al menos dos horas en algún lugar climatizado. Tome una ducha o un baño fresco.
  • Baje las persianas evitando que el sol entre directamente . No abra las ventanas cuando la temperatura exterior es más alta. Evite usar máquinas y aparatos que puedan producir calor en las horas más calurosas. A partir de los 35ºC en el interior de la vivienda, un ventilador sólo mueve el aire, no lo enfría. Utilice todas las medidas tradicionales a su alcance.
  • Haga comidas ligeras que le ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos).
  • Evite las actividades en el exterior en las horas más calurosas, sobre todo si las actividades son intensas.
  • Si tiene que permanecer en el exterior procure estar a la sombra, use ropa ligera y de color claro, protéjase del sol, use sombrero. Utilice un calzado fresco, cómodo y que transpire.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha recordado que una mala conservación de los fármacos puede provocar problemas de salud. La recomendación general es acudir a la caja del medicamento y comprobar en cada caso si requiere un cuidado especial. Alguno de ellos debe mantenerse entre los 2 y los 8 grados. Si es así, el lugar más adecuación sería el frigorífico. En otros casos, es bueno que no supere los 25-30 grados, lo cual concede más margen.

Formas farmacéuticas específicas, como supositorios, óvulos, cremas, son bastante sensibles a elevaciones de temperatura. En este caso, es relativamente fácil juzgar el mantenimiento de la calidad después de la exposición al calor porque el aspecto del producto al abrirlo indicará la estabilidad de estos medicamentos.


'Consejos para protegerte de la ola de calor' has no comments

¡Se el primero en comentar el artículo!

¿Quieres compartir tu opinión?

Your email address will not be published.

Enfermería Blog © | LICENCIA CON CREATIVE COMMONS
Enfermería Blog se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución - No Comercial - Compartir igual 4.0 Internacional